Preboda de Raquel y Juan Carlos en Córdoba

La preboda de Raquel y Juan Carlos la realizamos una tarde de los primeros días del mes de septiembre. La luz de los atardeceres cordobeses es cálida, genial para el tipo de fotografía que a mí me gusta hacer, y para representar el estado de ánimo de quienes están a punto de casarse. Esa calidez acompaña a las miradas cómplices, a las caricias, a los abrazos y los besos de cualquier pareja de enamorados. Durante el reportaje, recorrimos bastantes calles y plazas, no precisamente aquéllas a las que solemos acudir cuando vamos de compras o a tomar algo, sino por las que encontramos menos cantidad de gente, y cualquier rincón puede servirnos de justificación para hacer una foto. No obstante, lugares emblemáticos como la Cuesta del Bailío o la Plaza de Capuchinos, fueron hitos a los que no pudimos renunciar.

Al final, entre risas y, sorteando apresuradamente a la gente que encontramos a nuestro paso, porque se nos hacía de noche, tuvimos tiempo de cruzar el Puente Romano y tomar imágenes desde el otro lado del río. Eran las últimas fotografías de una tarde intensa y divertida, que concluyó con una tarjeta de memoria repleta de momentos intensos de romanticismo y cariño entre Raquel y Juan Carlos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *