Elisa

En la sesión de fotos con Elisa tenía todas las cartas a mi favor: una temperatura genial, una luz ideal, un lugar estupendo y una modelo bellísima. Si con todo ello, un fotógrafo no hace unas fotos decentes, no tiene perdón. Elisa colaboró como una auténtica profesional. Proponía cambios de vesturario y de look, aportaba ideas y posaba con la dulzura e inteligencia que la caracterizan. 
La tarde transcurrió demasiado rápida y nos quedaron muchas fotos por hacer. Tenemos aún pendiente una segunda parte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *