Álvaro

Álvaro llegó desde Madrid por la mañana. Comenzamos a hacer fotos en exteriores justo después de comer. Estuvimos en dos localizaciones distintas, en las que realizamos varios cambios de ropa. Cuando faltó la luz natural, nos fuimos al estudio para continuar con la sesión. Después de unas horas, concluimos nuestro trabajo satisfechos. La tarde y la noche habían dado mucho de sí, y teníamos un repertorio bastante variado de fotos con las que componer su book. Álvaro se marchó rumbo a Almería, donde pasaría unos días de descanso junto a su familia. Espero que en alguna ocasión podamos volver a trabajar juntos y que tenga mucha suerte en su carrera como modelo. 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *