Algo de nuestra memoria

En todos los pueblos es cada vez más difícil encontrar esos oficios, esos talleres y establecimientos a los que, de pequeños, acudíamos cogidos de la mano de mamá, y de los cuales aún conservamos la luz, el olor e incluso las caras de quienes allí nos atendían. Los recordamos como personajes bondadosos, mucho mayores que nosotros, que lucían un aspecto muy característico, dependiendo del lugar que se tratase.
Hoy en día aún nos acordamos de ellos y, si cerramos los ojos, hay situaciones que podemos revivir, como si de una vieja película se tratase. Pero están desapareciendo. Las reglas del progreso y la modernidad no les han dejado sitio entre nosotros.
Cada viernes, me gustaría recuperar, a través de este blog, un trozo de nuestra memoria. Acoger aquí a personas, lugares y tradiciones que no queremos que se nos marchen del todo.

One thought on “Algo de nuestra memoria

  1. ME HA SOBRECOGIDO AL VER ESTAS FOTOS, PENSABA QUE YA NO ESTABA, QUE RECUERDO DE TANTOS AÑOS CUANDO MAMÁ ME MANDA A REPARAR TANTOS ZAPATOS.
    BUEN TRABAJO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *